sbado, 02 de marzo del 202402 de mar del 2024

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2024 TZMG Media.

Volcán El Chichonal: explorando su historia y riesgos

El volcán El Chichonal, también conocido como ‘Chichón’, se ubica en la región noroeste del estado de Chiapas, México, entre los municipios de Francisco León y Chapultenango. Este imponente coloso alcanza una altura de mil 260 metros y presenta un cráter de aproximadamente 1 kilómetro de diámetro por 200 metros de profundidad. Forma parte de los 48 volcanes activos en México y se clasifica como uno de los cinco catalogados como de «muy alto riesgo».

A pesar de su actual condición estratificada, que permite excursiones hacia su cima, El Chichonal no siempre fue tan pacífico. Hace algunas décadas, protagonizó una de las erupciones volcánicas más significativas en la historia reciente de México.

El Chichonal se sitúa al noroeste del estado de Chiapas, en una región montañosa que abarca los municipios de Francisco León y Chapultenango. Durante muchos años, el volcán permaneció en un letargo profundo hasta la noche del domingo 28 de marzo de 1982, cuando, a las 23:32 horas, despertó con una erupción pliniana extremadamente violenta.

La magnitud de esta erupción fue tan impactante que la columna eruptiva se expandió a lo largo de 100 kilómetros de diámetro y alcanzó cerca de 17 kilómetros de altura en tan solo 40 minutos. Este evento dejó una marca indeleble en la memoria de la región y subrayó la importancia de comprender los riesgos asociados con los volcanes activos.

Aunque hoy en día es posible explorar El Chichonal de manera segura, su pasado tumultuoso nos recuerda la imprevisibilidad de la naturaleza y la necesidad de estar preparados para eventuales fenómenos geológicos. Este volcán, testigo de una historia geológica fascinante, invita a los visitantes a descubrir la belleza y la complejidad de la actividad volcánica en México.

Si quieres saber más de lo que tenemos para ti, síguenos en nuestras redes sociales FacebookInstagram Tiktok.

Yo soy Beili Guerrero y esto es, turismo con sabor.