sbado, 02 de marzo del 202402 de mar del 2024

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2024 TZMG Media.

La cantina más grande del mundo, El Parián de Tlaquepaque

Un imprescindible al explorar Tlaquepaque: Descubre la historia de este sitio arraigado en tradiciones, donde la gastronomía y las bebidas también son destacables.

¿Sabías que en Jalisco se encuentra la cantina más grande del mundo? Hoy te presentamos más detalles acerca de El Parián de Tlaquepaque, un rincón lleno de tradición.

Al visitar el corazón de Tlaquepaque, te adentras en un espacio impregnado de folclore y vivacidad en medio de la Zona Metropolitana de Guadalajara. Tan solo pasear por sus calles, explorar los comercios, apreciar las antiguas mansiones y degustar sus sabores te sumerge en la magia de este municipio.

Dentro de tu itinerario por el centro de este pueblo mágico, El Parián se convierte en una parada obligatoria para todos los viajeros que desean enriquecer esta vivencia. Un Retazo de Historia
Los inicios de este enclave se remontan a 1878, cuando comenzó como un mercado. En 1905, se instalaron las primeras cantinas, transformando su propósito. De manera gradual, se fue impregnando del espíritu del mariachi y otros elementos, incluyendo un kiosco traído desde Francia, aunque su estructura actual data de 1950. Vale la pena mencionar los equipales, que hicieron su llegada en 1936 y se han convertido en un símbolo distintivo de este lugar.

El Presente


El Parián se compone de 19 restaurantes-bares que se distribuyen en torno al kiosco y áreas verdes. Es importante señalar que cada establecimiento opera de forma independiente, lo que resulta en variaciones de precios y ofertas culinarias. La atmósfera es sumamente acogedora, lo que hace que personas de todas las edades se sientan bienvenidas. La presencia del mariachi es una constante y es posible disfrutar de su música prácticamente a diario. La Oferta Gastronómica y Bebidas en El Parián de Tlaquepaque.


Dentro del menú, te aguardan platillos auténticamente tapatíos, como las famosas tortas ahogadas y la birria. No obstante, también podrás deleitarte con pozole, chamorro, cortes de carne y queso fundido. Y, por supuesto, en la cantina más extensa del planeta, no pueden faltar las deliciosas cazuelas de tequila (mezclando cítricos frescos, refresco de toronja y tequila), aunque también encontrarás una selección de cervezas y una variedad de destilados según tus preferencias.

Alberto García