lunes, 15 de julio del 202415 de jul del 2024

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2024 TZMG Media.

Cañón de Namúrachi maravilla natural

El Cañón de Namúrachi se encuentra al suroeste de la capital de Chihuahua, cerca del municipio de San Francisco de Borja. Este lugar, fundado en 1645 por jesuitas, es conocido por su arquitectura y sus hermosas iglesias y capillas. El cañón forma parte del Parque Ecológico de Namúrachi, que se rodea de un arroyo de blanca y gruesa arena, y se ha formado a lo largo de miles de años por erupciones volcánicas y la erosión del agua y el viento.

Con paredes de granito que alcanzan más de 25 metros de altura, el Cañón de Namúrachi ofrece un recorrido de casi un kilómetro que puede hacerse a pie o en bicicleta. La parte superior del cañón tiene una abertura que permite la entrada de la luz solar, creando una atmósfera mística. Este lugar es ideal para actividades de ecoturismo, como el senderismo, donde se pueden admirar paisajes impresionantes, incluyendo la presa de Namúrachi y el río San Pedro.

Conocido por la emblemática carrera 10K Namúrachi y por los eventos culturales ocasionales, como conciertos. Además, el 10 de octubre, San Francisco de Borja celebra su fiesta patronal con procesiones, feria, pirotecnia y música. En la región, la palabra «Namúrachi» significa lugar de cuevas en lengua rarámuri. Durante la Guerra Cristera, instalaron un altar en el cañón, y se dice que durante la Revolución mexicana, muchos generales enterraban tesoros en el área.

Las leyendas locales hablan de los Ganoko, seres gigantes que, según la tradición rarámuri, vivieron antes que ellos. Estas leyendas, transmitidas por generaciones, se reflejan en las pinturas rupestres de la cueva de las Monas, donde se representan gigantes junto a figuras más pequeñas.

La mitología sugiere que estos gigantes aún viven debajo de la tierra, lo que añade un elemento místico y cultural a la visita al Cañón de Namúrachi.

Si quieres saber más de lo que tenemos para ti, síguenos en nuestras redes sociales FacebookInstagram Tiktok.

Por María Gutiérrez